Qué es un VPS y cómo funciona

Qué es un VPS

Elegir el tipo de hosting profesional para alojar un sitio web es una de las decisiones más importantes que se deben tomar a la hora de afrontar un proyecto web. Un buen hosting debe adaptarse a las necesidades de un sitio web, proporcionándole un buen tiempo de carga, una alta disponibilidad y suficiente espacio de almacenamiento, entre otras prestaciones.

Los VPS son una de las opciones más populares en la actualidad para alojar un sitio web debido a la relación calidad precio que ofrecen.

A continuación, veremos qué es VPS, cómo funciona y cuáles son los beneficios que aporta utilizarlo.

Te puede interesar Qué es el housing y en qué se diferencia del hosting

Qué es un VPS

Un servidor privado virtual o VPS (Virtual Private Server) es un servidor físico que ha sido dividido en distintos servidores virtuales, asignando a cada uno de ellos unos recursos dedicados. Utilizando tecnología de virtualización, estos servidores alojan sitios web garantizando al usuario el uso de unos recursos de forma exclusiva para su sitio.

Los VPS se encuentran a medio camino entre el hosting compartido y el hosting dedicado. Son una forma de hosting dedicado donde se dispone de unos recursos en exclusiva para el sitio, pero que se encuentra alojado junto a otros sitios web dentro de un servidor físico. 

Cómo funciona un hosting VPS

Los hostings VPS ofrecen a los usuarios un servidor virtual, es decir, un lugar donde alojar su sitio web con unos recursos asignados (memoria, capacidad de proceso y espacio de disco, entre otros).

Este servidor virtual actúa como un servidor dedicado, aunque realmente se encuentra instalado en un servidor físico donde hay otros usuarios alojando sus webs en otros servidores virtuales. A pesar de estar compartiendo servidor físico, cada servidor virtual tiene asignado unos recursos que no compartirá con el resto de sitios alojados.

Ventajas del VPS

Muchos proyectos web apuestan por los VPS servidores virtuales por todos los beneficios que aportan:

Servidor dedicado a menor precio

El coste de los servidores dedicados es muy elevado, ya que todos los recursos del servidor físico son para un único sitio web. Por este motivo, muchas páginas webs y tiendas online que tienen un alto volumen de tráfico, deciden contratar un VPS que tiene un coste notablemente más bajo.

Con este servicio se garantiza que los recursos que se contratan son de uso exclusivo del sitio web, a pesar de estar compartiendo servidor físico con los usuarios. Esta ventaja es posible gracias a la tecnología de virtualización que es capaz de repartir los recursos físicos entre distintos servidores virtuales.

Te puede interesar Cómo optimizar el SEO Local de tu web

Gran nivel de personalización

La otra gran ventaja de un VPS es su alta capacidad para ser personalizado. El servidor virtual tiene su propio sistema operativo por lo que el usuario puede realizar cualquier modificación o actualización para mejorarlo o adaptarlo a sus necesidades. Estos cambios no afectarán a los otros usuarios.

Hemos visto qué es un servidor VPS y por qué es una de las opciones de alojamiento web que más se contrata a la hora de desarrollar un proyecto web con expectativas de un alto tráfico.

A pesar de ser un hosting donde se comparte servidor físico con otros usuarios, la virtualización permite que los recursos asignados sean de uso exclusivo. Esta ventaja, junto a su precio ajustado, lo convierten en una opción muy interesante para muchos proyectos web.

Hosting WooCommerce